top of page
  • facebook_icon
  • instagram_icon
  • youtube_icon

ABOGADOS DE DISCAPACIDAD DEL SEGURO SOCIAL

TE AYUDAREMOS A BUSCAR LOS BENEFICIOS DEL SEGURO SOCIAL QUE MERECES

Abogado de Discapacidad del Seguro Social de Massachusetts

Las discapacidades son comunes en Estados Unidos. Las estimaciones muestran que aproximadamente 40 millones de estadounidenses viven con alguna discapacidad. Si bien una discapacidad puede ser devastadora para una persona a cualquier edad, afectando desde la independencia hasta la calidad de vida, las personas cuyas discapacidades les impiden trabajar y ganar un ingreso pueden sentirse particularmente en desventaja.

 

Reconociendo que una discapacidad puede afectar la capacidad de una persona para cuidarse a sí misma y a su familia, la Administración del Seguro Social (SSA, por sus siglas en inglés) ha sido encargada de administrar dos programas diferentes de discapacidad: el Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI) y el Ingreso de Seguridad Suplementario (SSI). Ambos programas proporcionan beneficios en forma de compensación monetaria a personas que cumplen con los requisitos, pero tienen reglas de calificación diferentes.

 

En Brooks Law, nuestros experimentados abogados de SSD de Massachusetts saben lo difícil que puede ser vivir con una discapacidad, y lo importante que es recibir los beneficios que necesitas. Si vives con una discapacidad y necesitas solicitar beneficios por discapacidad o si te han negado tu solicitud inicial, nuestro equipo quiere ayudarte.

 

Comunícate con nosotros hoy mismo para obtener más información sobre cómo la SSA define una discapacidad, la diferencia entre los beneficios del SSDI y el SSI, cuándo debes solicitar beneficios por discapacidad, los pasos para solicitar beneficios por discapacidad, cuánto tiempo lleva recibir los beneficios si tu reclamo es aprobado, tus derechos si tu reclamo es denegado, y cómo nuestro equipo puede asistirte.

¿Cómo define el Seguro Social la discapacidad?

¿Cómo define el Seguro Social la discapacidad?

 

Para poder calificar para los beneficios por discapacidad del Seguro Social a través del programa SSI o SSDI, la persona que solicita los beneficios debe tener una discapacidad que cumpla con los requisitos. La Administración del Seguro Social utiliza un proceso paso a paso para determinar si alguien está discapacitado según su definición.

 

Este proceso considera preguntas como las siguientes:

  • ¿Eres capaz de trabajar? Si estás trabajando actualmente, entonces tu condición no es discapacitante al punto de poder calificar para los beneficios de SSDI/SSI. Si no estás trabajando actualmente, entonces el proceso continuará con el segundo paso.

  • ¿Tienes una condición grave? Para cumplir con la definición de una condición "grave", tu condición debe impedirte realizar cualquier trabajo básico, como caminar, estar de pie o recordar, durante al menos 12 meses o causar la muerte. Si tu condición no es grave, es decir, si no interfiere con las actividades laborales básicas, entonces no se te considera discapacitado según la SSA.

  • ¿La SSA ha incluido tu condición en su lista de condiciones discapacitantes? La SSA mantiene una lista de condiciones discapacitantes en su "Libro Azul" de listados de discapacidades para adultos. Las condiciones incluidas en la lista son consideradas tan graves por la SSA que una persona que sufre una de las condiciones listadas se considera automáticamente discapacitada. Si tienes una condición que no está en la lista, esto no significa que no puedas calificar para los beneficios. En cambio, tu caso pasará al cuarto paso.

  • ¿Puedes realizar el trabajo que hacías antes de tu discapacidad? Si puedes realizar el mismo tipo de trabajo que hacías antes de sufrir una discapacidad, entonces no se te considerará discapacitado. Si no puedes hacerlo, entonces tu caso pasará al quinto paso.

  • ¿Puedes realizar otro tipo de trabajo? Por último, para que se te considere discapacitado según la SSA, tu condición debe ser tan grave que te impida realizar cualquier otro tipo de trabajo.

 

Los criterios para las personas ciegas o con baja visión son ligeramente diferentes. Si estás solicitando beneficios por discapacidad basados en la ceguera o baja visión, asegúrate de consultar con un abogado.

¿Cuál es la diferencia entre el SSDI y el SSI?

La SSA mantiene dos programas de discapacidad separados y distintos: el Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI, por sus siglas en inglés) y el Ingreso de Seguridad Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés). Es muy importante que entiendas las diferencias entre estos dos programas y cuál es el más apropiado para tu situación.

 

Aquí tienes un resumen de los conceptos básicos de cada uno:

Seguro por Discapacidad del Seguro Social - SSDI

Los beneficios del SSDI son para personas que no solo están discapacitadas, sino que también están aseguradas debido a que contribuyeron al sistema de seguro social durante sus años de trabajo. Una persona que no haya trabajado anteriormente o que no haya acumulado suficientes créditos laborales puede que no cumpla con los requisitos para recibir beneficios del SSDI. Sin embargo, los dependientes pueden ser elegibles para recibir beneficios basados en los ingresos del registro de otra persona.

 

El número de créditos laborales que una persona necesita para ser elegible para el SSDI cambia cada año. Sin embargo, en general, una persona necesitará alrededor de 40 créditos, es decir, cuatro por año durante los 10 años inmediatamente anteriores a su discapacidad.

 

Si una persona es aprobada para recibir beneficios del SSDI, la cantidad mensual de los beneficios se basará en sus ingresos acumulados a lo largo de su vida laboral. Cuanto más dinero haya ganado una persona durante sus años de trabajo, mayor será el monto de sus beneficios. Los beneficios se pagan a partir del sexto mes completo desde la fecha en que comenzó la discapacidad. Además, los beneficios de Medicare también comenzarán automáticamente después de que una persona haya estado recibiendo beneficios por discapacidad durante dos años.

 

Ingreso de Seguridad Suplementario - SSI

A diferencia de los beneficios del SSDI, una persona que solicita beneficios del SSI no necesita haber acumulado créditos laborales. De hecho, no es necesario haber trabajado en absoluto. Incluso los niños pueden recibir beneficios del SSI.

 

En lugar de ser para trabajadores que han ganado beneficios por discapacidad al contribuir al seguro, por así decirlo, los beneficios del SSI están destinados a personas discapacitadas, ciegas y de edad avanzada con ingresos y recursos limitados. El historial laboral no es un factor para el SSI.

 

Los tipos de ingresos que cuentan para fines del SSI incluyen el salario/ingreso laboral, ingresos no ganados como beneficios y pensiones, alimentos o alojamiento que se recibe de forma gratuita, y los ingresos de un cónyuge o padre con quien vives. Si tus ingresos contables superan el límite de ingresos, no podrás recibir beneficios del SSI.

¿Cuándo debo solicitar beneficios por discapacidad?

¿Cuándo debo solicitar beneficios por discapacidad?

 

Una persona que sufre un accidente o enfermedad que le deja discapacitada a menudo se enfrenta a lidiar con compañías de seguros y facturas médicas, hacer adaptaciones en su hogar, descubrir cómo se proveerán a sí mismos y adaptarse a los cambios causados por la discapacidad.

 

Solicitar beneficios por discapacidad puede ser lo último en lo que pienses. Sin embargo, debes solicitar los beneficios por discapacidad tan pronto como te vuelvas discapacitado, pero no antes de tener pruebas de tu discapacidad. Si presentas una solicitud a la Administración del Seguro Social (SSA) que esté incompleta o inexacta, es probable que se retrase tu reclamo, e incluso que sea denegado por completo.

 

Cuanto antes solicites los beneficios del Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI) o los beneficios del Seguro Suplementario de Ingresos por Discapacidad (SSDI), mejor. Puede llevar hasta cinco meses o más que aprueben tu reclamo, y muchas solicitudes iniciales son denegadas al principio.

Pasos para solicitar beneficios por discapacidad

Pasos para solicitar beneficios por discapacidad

 

Si estás pensando en solicitar beneficios por discapacidad del Seguro Social, es importante que sepas qué pasos debes seguir y cómo se organiza el proceso. Considera los siguientes pasos y comunícate directamente con nuestros abogados si tienes más preguntas.

 

1. Reúne los documentos necesarios. Hay varios documentos que deberás presentar al SSA al solicitar los beneficios por discapacidad. Reunir todos estos documentos desde el principio y asegurarte de que estén bien organizados es importante.

 

Los documentos que necesitas incluyen:

a. Prueba de tu edad.

b. Tu número de Seguro Social.

c. Tu formulario W-2 más reciente (u otro documento fiscal que se use para reportar ingresos).

d. Información sobre el último trabajo que tuviste antes de la lesión y el tipo de trabajo que realizabas en ese empleo.

e. Todos los registros médicos, incluyendo tu diagnóstico, nombres de los medicamentos que estás tomando, resultados de pruebas y exámenes, el nombre de tu médico y cualquier otra evidencia médica que tengas.

 

2. Información de miembros de la familia. Si tienes miembros de la familia que califican, también deberás recopilar su información, incluyendo el número de Seguro Social de cada miembro, prueba de edad y prueba de relación (matrimonio o dependencia).

 

3. Completa tu solicitud. Puedes solicitar los beneficios en línea. La solicitud es compleja y puede parecer abrumadora. Para guiarte en el proceso, se recomienda encarecidamente trabajar con un abogado de discapacidad experimentado.

 

Después de enviar tu solicitud en línea, el SSA se comunicará contigo para informarte que se ha recibido tu solicitud. Luego, el SSA revisará tu solicitud y se pondrá en contacto contigo si necesita más información. La solicitud será procesada y recibirás información por correo sobre si tu solicitud ha sido aceptada o denegada. En caso de ser denegada, se indicará el motivo de la denegación.

¿Cuánto tiempo se tarda en recibir beneficios por discapacidad?

El tiempo que tomará procesar tu reclamo depende de varios factores, incluyendo si tu solicitud original contiene toda la información que el Seguro Social necesita para revisar tu reclamo y tomar una decisión. Si no lo contiene, el procesamiento de tu reclamo se retrasará. Si todo va bien desde el principio, podrías recibir una respuesta del Seguro Social en tan solo tres meses.

 

Por supuesto, las cosas no siempre ocurren tan rápido. Si tu reclamo es complejo o falta información, puede llevar más tiempo. Si tu reclamo es denegado, tienes el derecho de apelar la decisión, pero esto podría significar que tu reclamo tomará al menos uno o dos meses adicionales para procesarse. Si es necesaria una apelación adicional, el proceso se retrasará otro uno o dos meses, y así sucesivamente.

 

Lo mejor que puedes hacer para acelerar tu reclamo es trabajar con un abogado experimentado en discapacidad del Seguro Social en Massachusetts, que esté familiarizado con lo que el Seguro Social busca y cómo construir un reclamo que tenga más probabilidades de ser aprobado, y rápidamente.

¿Qué debo hacer si mi solicitud de SSD fue denegada?

Puede ser frustrante recibir una respuesta de la SSA después de meses de espera para una decisión sobre tu solicitud, solo para descubrir que tu reclamo de beneficios ha sido denegado. Aunque esto pueda resultar molesto, tienes el derecho de apelar la decisión. Sin embargo, debes hacerlo dentro de un período de tiempo específico y seguir los pasos adecuados.

 

Después de recibir el aviso de la SSA de que tu reclamo ha sido denegado, generalmente tienes 60 días a partir de esa fecha para presentar una apelación.

 

El primer nivel de apelación se llama "reconsideración". Puedes solicitar la reconsideración en línea dentro de la ventana de 60 días. Esto es básicamente una revisión de tu reclamo por parte de la SSA. El funcionario que revisa tu reclamo será alguien que no participó en la decisión original. Además de revisar cualquier evidencia antigua, también puedes presentar nueva evidencia en este punto.

 

Si la reconsideración resulta en una confirmación de la denegación, el siguiente paso es solicitar una audiencia con un Juez de Ley Administrativa (ALJ). Al igual que en la reconsideración, el ALJ asignado a tu caso no habrá participado en ninguna decisión previa sobre tu caso. Durante la audiencia, puedes presentar nueva evidencia y tendrás la oportunidad de explicar al ALJ por qué crees que debes recibir beneficios.

 

Si tu audiencia ante un ALJ también es infructuosa, tu próximo paso es solicitar una revisión ante el Consejo de Apelaciones. Si bien tienes el derecho de solicitar una revisión, el consejo puede negar la solicitud si una investigación preliminar determina que el ALJ tomó una decisión sobre tu caso de acuerdo con las reglas de la SSA. Si el consejo decide escuchar tu caso y tu reclamo sigue siendo denegado, tu última oportunidad de apelación es presentar una solicitud de revisión en un tribunal federal.

Lo que nuestros abogados de discapacidad en Massachusetts pueden hacer por ti

Cuando llames a nuestros abogados de discapacidad en Massachusetts en Brooks Law, trabajaremos arduamente para buscar los beneficios completos por discapacidad que mereces. Tenemos años de experiencia, entendemos lo que la SSA (Administración del Seguro Social) considera al aprobar o denegar reclamaciones, y contamos con los recursos para dedicar a tu reclamo.

 

Por favor, contáctanos hoy mismo para una consulta gratuita y más información para comenzar. Estamos listos para atenderte.

ASOCIACIONES PROFESIONALES Y PREMIOS

Contáctenos hoy al 617-765-4305.

Ofrecemos consultas 100% gratuitas para todos los asuntos de lesiones personales y discapacidad.

Completa el formulario a continuación

ESTAMOS AQUÍ PARA ESCUCHAR

bottom of page